"¿Qué pasó con los sentimientos de papel?" (Carta 1)

miércoles, 31 de agosto de 2016
¿Qué pasó con los sentimientos de papel?


Un día indefinido, en uno de los doce meses, de un año cualquiera

Elisa,

Hola, mi niña. Espero que no te asustes demasiado por recibir una carta. Pero hace días que estoy sin cobertura y se me ha ocurrido volver a los antiguos sentimientos de papel. No entiendo que se haya abandonado la costumbre de enviar cartas, siempre me pareció algo maravilloso y mágico. Algo realmente romántico ¿no crees?

Por aquí las cosas no van mal. Aunque hay días que me gustaría volver y tener una de aquellas tardes de peli y manta, abrazada a tu cuerpo.

Muchas noches, pienso que si estuvieras aquí tendrías miles de soluciones para lo que está pasando, que quizá me esté ahogando en un pequeño vaso de agua. Que nunca tendría que haber venido. Educar a las niñas es algo complicado si los padres no quieren que sus hijas aprendan nada. En el momento en el que cogí el avión para embarcarme en esta locura pensé que sería fácil, trabajaría durante seis meses y volvería a tus brazos, para volver a sentirme segura, habiendo hecho lo que debía hacer.

Sin embargo, esto no funciona así. Han pasado cinco meses y ya ni siquiera soy capaz de escuchar tu voz por teléfono. Esto es difícil, no voy a mentirte, Elisa. Te echo de menos.

Ayer, uno de los niños me regaló una flor preciosa de color amarillo. ¿Recuerdas la primera vez que me regalaste algo? En la primera cita, cuando me colocaste una pequeña flor amarilla detrás de la oreja mientras sonreías. Cuando me tendió la flor lo recordé y unas estúpidas lágrimas me rodaron por las mejillas, frustradas por estar lejos de ti.

Espero que por allí vaya todo bien... ¿Cómo está María? ¿Le hablas de mí? No dejes que me olvide... por favor. Dile que su mami le echa de menos. Te envio también un vestidito que le han hecho las chicas del pueblo, creo que le gustará. Dale miles de besos de mi parte, te lo suplico.

¿Tú cómo estás? ¿Te cuidas? ¿Cómo van las visitas con el médico?

Se me agolpan las preguntas y no puedo evitar llorar. No debería haberme marchado. Debería haber seguido buscando algo más cerca. Algo que nos permitiese poder pagar tu operación y que no me tuviese a miles de Kilómetros de distancia.

Respóndeme, por favor, Elisa. Te echo de menos.

                                                  Os quiero,
                        
                                                                                 Diana.

P.D: Que no se te olvide que María tiene que ponerse la vacuna de los tres años, la del sarampión, la rubeola y la parotiditis.


<------------------------->

Ir a:    "¿Qué pasó con los sentimientos de papel"          Carta 2

Escrito por Buzzys

¿A qué aspiras?

lunes, 29 de agosto de 2016
- ¿A qué estás aspirando en tu vida? No ves que así no vas a llegar a ningún sitio, que no sabes hacer nada.

- ¿Quieres saber a qué aspiro? Aspiro a encontrar a alguien que de verdad no me falle, a alguien que no me decepcione y que crea en mí. Que no me quiera un día sí y otro no. Aspiro a que alguien valore que trabajo de lunes a viernes y los fines de semana también. Veo que todo el mundo disfruta de verano y a mí me consume este verano. Aspiro a que alguien se de cuenta que vuelvo a sentirme mal conmigo misma, que me pongo ñoña porque necesito que alguien me haga caso. Aspiro a que entiendan que me pongo chula para camuflar que por dentro de mí está empezando una nueva guerra. Que tengo miedo de lo que siga pasando en mi vida.
Creo que intento aspirar a no destruirme más e intentar cuidar a las pocas personas que quedan a mi lado aunque, a veces, siento que para ellos es mejor que me vaya. Intento aspirar a que alguien confíe siempre en mí aunque cada día descubro que es menos probable que sea así.
Aspiro a intentar que mi vida sea más de lo que es. Que encuentre algo o alguien que me entienda a la perfección. Intento aspirar a ser algo en mi vida y no en la vida.
Sé que para ti puede que no haga nada, pero para mí hago mucho más de lo que ya puedo soportar en mi cuerpo. Vivo con un agotamiento físico y mental que creo que empieza a poderme, empieza a poder con mi sonrisa diaria para que no pregunten que me pasa, con mi "voy a apretar un poquillo más que no noten que no rindo". Empiezo a ver como cada día quiero pasar más horas durmiendo y menos despierta viendo mi alrededor. Empiezo a sentir que el mundo puede conmigo y yo solo soy un peatón más en este mundo.
¿Y sabes qué? Yo debería estar intentando aspirar a seguir siendo feliz. A aprender cosas nuevas y mejorar las que ya sé. Aspirar a valorarme más y luchar por cumplir todas mis metas y mi sueños. Debería estar intentando aspirar a ser todo lo que cualquier chica normal de mi edad estaría intentando aspirar. Pero no, no aspiro a lo que alguien normal, sino a ser alguien normal.
Y seguramente no soy lo que quieras oír y ni siquiera me valores. Porque para ti no hago nada. Porque en casa solo estoy tres horas sin hacer nada. Los demás duermen siesta pero yo me ducho, recojo mi cuarto, me hago mi cena. Pues oye, no aspiro a nada en la vida ni seré nada en la vida. Gracias por tu apoyo incondicional y estos ánimos que me das.

P.d.: Conocerás a alguien durante años o creerás conocerla. Porque en realidad nunca conocerás a alguien aunque la creas conocer.

Escrito por @srtadesquiciada

Película: Little boy

domingo, 28 de agosto de 2016
Little boy
Director: Alejandro Monteverde
Reparto: Kevin JamesBen ChaplinEmily WatsonDavid HenrieMichael RapaportTed LevineTom WilkinsonAbraham BenrubiCary-Hiroyuki Tagawa,Toby HussEduardo VerásteguiAli LandryJakob SalvatiCandice AzzaraDavid Ury
Género: Drama, comedia
Duración: 106 min.
Sinopsis: Pepper Busbee es un niño de 8 años que vive junto a su familia en una pequeña ciudad en Estados Unidos. Todo el mundo le conoce como “Little Boy” debido a su baja estatura. Rechazado y molestado por el resto de niños el único amigo de Little Boy es su padre James, con el que cada día parece una aventura.
El mundo de Little Boy se derrumba cuando James es reclutado como soldado para ir a la Segunda Guerra Mundial. Inspirado por su héroe de cómic, Little Boy cree que puede lograr lo imposible: traer a su padre de vuelta a casa. Para tener éxito en su misión, debe hacerse amigo de la persona a quien más teme, un anciano japonés al que nadie en la ciudad habla y que representa la cara del enemigo.
Little Boy es una película familiar épica que te lleva en un viaje de valentía, humor y amor, a través de la más improbable de las amistades y la esperanza de un niño.

Comentarios:
Me resultó algo infantil, sobre todo en esos bloques de escena donde el niño se imaginaba cosas mientras estaba jugando. La verdad es que no me gustó, casi llegando a ser aburrida. Faltó muy poco para que la quitara y no verla por completo.
¿El por qué me quedé? Quizás por saber si el niño consigue lo que quería. Estaréis pensando que si la película consiguió que me quedara hasta el final, es que su cometido ha funcionado. No os voy a quitar razón. Lo que está claro es que la vi sin saber nada de la película y sin leer ninguna reseña de ella. Si lo hubiera hecho, es que ni me esfuerzo en empezar a verla.
Creo que el tratarla tan demasiado infantil es por lo que no me ha llegado a gustar. La historia en sí, podría haber estado bien, si se hubiera tratado de otro modo.
No voy a comentar más de ella. El hecho de que no me gustara, es motivo suficiente para no tener nada más que decir de ella.

Escrito por Arwenundomiel

Receta: Lasaña de champiñones

sábado, 27 de agosto de 2016
Ingredientes:
350g de champiñones
250g de jamón serrano
1 cebolla
2 dientes de ajo
200g de espinacas
250g de queso ricotta
100g de queso curado
1/2 litro de salsa de tomate casero
1 cucharadita de albahaca
8 láminas de lasaña
50g de queso parmesano rallado
Agua, sal y perejil
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Pon abundante agua a cocer en una cazuela grande. Sazónala y añade un chorrito de aceite. Cuece las láminas de lasaña unos 12-15 minutos. Limpia y pica las espinacas. Cuécelas, escúrrelas y mézclalas con los quesos ricotta y curado. En una sartén pon a dorar la cebolla y los ajos finamente picados. Cuando tome color añade el jamón cortado en taquitos, rehoga brevemente e incorpora los champiñones laminados. 



Cocina durante 5 minutos. Agrega la salsa de tomate y la albahaca. Coloca 2 láminas de lasaña sobre un molde de cristal apto para el horno, cúbrelas con relleno de espinacas y queso, tapa con 2 láminas de lasaña, pon encima el relleno de champiñones, cubre nuevamente con 2 láminas de lasaña y alterna las capas hasta terminar, dejando en la última capa el relleno de champiñones. Tapa el molde con papel de aluminio e introduce en el horno a 200º durante 10 minutos Saca el molde, espolvorea con queso rallado y gratina 2 minutos. Decora con una rama de perejil.

Consejo:
Una vez elegido el tipo de pasta, en función de su preparación, podemos adecuar las cantidades por persona: de 20 a 25g de pasta menuda para sopas; de 40 a 45g para menestras y potajes; de 80 a 100g para pasta de tenedor; de 3 a 4 placas de lasaña o canelones para rellenar.



Estreno en cartelera 26-Agosto-16

viernes, 26 de agosto de 2016
Experimenter: La historia de Stanley Milgram
Director: Michael Almereyda
Reparto: Anton YelchinPeter SarsgaardAnthony EdwardsEdoardo Ballerini,Taryn ManningWinona RyderKellan LutzLori SingerJohn LeguizamoDennis HaysbertEmily TremaineJosh HamiltonJim GaffiganVondie Curtis-HallDonnie Keshawarz
Género: Thriller, drama
Duración: 90 min.
Sinopsis: Gira en torno a un experimento que el afamado psicólogo Stanley Milgram llevó a cabo en la Universidad de Yale, observar la respuesta de la gente normal mientras creen (y sólo creen) que están viendo cómo le dan una serie de descargas eléctricas a un grupo de desconocidos.

Elvis & Nixon
Director: Liza Johnson
Reparto: Michael ShannonKevin SpaceyEvan PetersAlex PettyferColin Hanks,Johnny KnoxvilleSky FerreiraTracy LettsAshley Benson
Género: Drama, comedia
Duración: 126 min.
Sinopsis:Esta película está centrada en el encuentro presidencial del Rey del Rock con Richard Nixon el 21 de diciembre de 1970. Aquella mañana Elvis se presentó en la puerta principal de la Casa Blanca con una carta personal (de cinco páginas) escrita de su puño y letra dirigida a Richard Nixon, con quien compartía obsesiones políticas e igualmente sumido en un declive personal ya evidente. Tres horas después ambos se reunían de forma improvisada en una reunión inmortalizada por un fotógrafo oficial, si bien el encuentro no trascendió -a petición del artista- hasta que el Washington Post lo destapó un año después.


Café Society
Director: Woody Allen
Reparto: Jeannie BerlinJesse EisenbergSteve CarellBlake LivelyParker Posey,Kristen StewartCorey StollKen StottAnna CampStephen KunkenSari Lennick,Paul SchneiderKelly Rohrbach
Género: Comedia, drama, romance
Duración: 96 min.
Sinopsis: Nueva York en los años 30. A medida que los problemas crecen con sus pendencieros padres, su hermano gánster y la joyería de la familia, Bobby Dorfman siente que es el momento de cambiar de escenario. Así que decide marcharse y probar fortuna en Hollywood, donde su tío Phil, un poderoso agente, lo contrata como chico de los recados. En Hollywood pronto se enamora, pero la chica en cuestión tiene novio. Comienza así una amistad, hasta que un día la chica llama a su puerta y le cuenta que su novio ha roto con ella. De repente, la vida de Bobby da un giro muy romántico.

Kubo y las dos cuerdas mágicas
Director: Travis Knight
Reparto: Art ParkinsonMatthew McConaugheyCharlize TheronRooney Mara,Ralph FiennesGeorge TakeiCary-Hiroyuki TagawaBrenda VaccaroMeyrick MurphyMinae NojiAlpha TakahashiLaura MiroKen TakemotoAaron Aoki,Luke Donaldson
Género: Acción, animación, aventuras
Duración: --
Sinopsis: El inteligente y bondadoso Kubo (al que presta su voz Art Parkinson, la serie "Juego de tronos") se gana la vida como puede contando historias tan maravillosas como fantásticas a los habitantes de un pueblecito costero entre los que están Hosato (George Takei), Akihiro (Cary-Hiroyuki Tagawa) y Kameyo (Brenda Vaccaro, nominada a un Oscar). Pero su tranquila existencia cambia de golpe cuando, accidentalmente, llama a un espíritu mítico que regresa de los cielos decidido a llevar a cabo una venganza milenaria.
Kubo no tiene más remedio que huir y unirse a Mono (la oscarizada Charlize Theron) y a Escarabajo (el oscarizado Matthew McConaughey) para salvar a su familia y resolver el misterio que rodea a su deshonrado padre, el más grande de todos los samuráis que jamás ha existido. Con la ayuda de su shamisen, un instrumento mágico, Kubo se enfrenta a dioses y a monstruos como el vengativo Rey Luna (Ralph Fiennes, nominado por la Academia de Hollywood) y las malévolas gemelas (Rooney Mara, nominada por la Academia de Hollywood) para descubrir el secreto de su herencia, reunirse con su familia y cumplir el heroico destino que le está reservado.

Cuerpo de élite
Director: Joaquín Mazón
Reparto: María LeónMiki EsparbéJordi SánchezAndoni AgirregomezkortaJuan Carlos AduviriSilvia AbrilCarlos ArecesJoaquín ReyesPepa AniorteRoberto BodegasVicente RomeroCesar Sarachu
Género: Comedia, acción
Duración: --
Sinopsis: En España hay un grupo de operaciones especiales tan secreto que nadie sabe de su existencia. Es el Cuerpo de Elite autonómico formado por una guardia civil andaluza, un agente de movilidad madrileño, un ertzaina, un mosso dŽesquadra y un legionario. Ellos son los elegidos para la gloria y deberán superar sus diferencias para salvar al país antes de que sea demasiado tarde.
Antes no sabías en manos de quién estaba tu seguridad. Ahora preferirás no saberlo.

Heidi
Director: Alain Gsponer
Reparto: Bruno GanzKatharina SchüttlerJella HaaseAnuk SteffenMaxim MehmetPeter LohmeyerRebecca IndermaurHannelore HogerIsabelle OttmannQuirin AgrippiMichael KranzHeinrich GiskesAnna SchinzMonica GubserPeter JecklinMarkus Hering
Género: Familiar
Duración: 106 min.
Sinopsis: Heidi es una huérfana de cinco años, criada por su abuelo en las montañas suiza. Un día su tía Dete decide llevársela a la ciudad para educarla y cuidar de Klara un niña inválida de familia adinerada. La simpatía de Heidi y su inocencia hará que viva nuevas aventuras en compañía de Klara.

Diez años y divorciada
Director: Khadija Al-Salami
Reparto: Reham MohammedAdnan AlkhaderSawadi AlkainaiRana MohammedIbrahim AlashmoriMunirah Alatas
Género: Drama
Duración: 96 min.
Sinopsis: Una niña entra en una sala de justicia, mira el juez directamente a los ojos y le dice: «Quiero divorciarme». En Yemen, donde no hay ningún requisito de edad para el matrimonio, Nojoom es obligada a los 10 años a casarse con un hombre de 30 años de edad. La dote ofrece a la familia una renta pequeña y una boca menos que alimentar. Un arreglo legítimo y aceptable para todos, excepto para la pequeña Nojoom que pronto verán que su vida cambia radicalmente y se convierte en insoportable.

Arwenundomiel

Relato: Ella es Mía (capítulo 15)

jueves, 25 de agosto de 2016
Ir a:     Inicio          Capítulo 14          "Ella es Mía"

<------------------------->
Mía
Me pasé unos cuantos días cogiendo, y dejando el teléfono móvil. Quería llamarla, quería hablar con Ella. Mi intención, no era que nos encontrásemos para declararnos amor y fidelidad de por vida. Solo quería… no sabía lo que quería. Le daba muchas vueltas. Lucas estaba pasando unos días en casa de Marc, así que tenía más tiempo para pensar en ella.

- “Hola. Qué tal estás?”
Al final, en un momento de debilidad, de más debilidad de la que tenía últimamente, le escribí un mensaje. Quité la voz al teléfono, lo dejé lo más alejado posible de mí, como si así, me estuviera haciendo la fuerte, como que no me importaba si contestaba o no, o cuanto tardaba en hacerlo. No sirvió de mucho, ya que, cada medio minuto estaba mirando la pantalla, esperando que apareciera una respuesta.

Esperé… y esperé… Pero no contestó. Ni ese día, ni al siguiente.

- “Bueno, no quiero ser impertinente. Solo quería saber, cómo estás, y esperaba que nos pudiéramos encontrar en algún momento.”

Estaba segura de que no era la mejor manera de actuar, pero no se me ocurría otra. Después de cinco años sin saber nada de ella, no sabía que me estaba pasando. Solo sabía que no la había superado. Había puesto tiritas a una herida abierta.

Tampoco contestó.

- ¡Mami! ¿Sabes qué? Ha venido Ella a jugar conmigo, ¡muchas veces! Y me ha dicho que me va a llevar a un sitio que me va a gustar mucho, pero es sorpresa. ¿Podré ir?
- Claro. Claro que sí.

Fui a buscar a Lucas, y estaba contentísimo. Marc me explicó que había invitado a Ella un par de días a cenar, en lo que me pareció a mí, un intento de justificación.

- Es tu hermana, es normal que esté con el niño. Quiero que esté con él. No tienes que darme explicaciones de nada.
- Si no son explicaciones, es que como estáis así.
- Así… ¿cómo? ¿Has hablado con ella? ¿Qué te ha dicho?
 Nada. Sí, hemos hablado. Pero no me ha dicho mucho…
- ¿Te ha dicho por qué no contesta a mis mensajes?
- Mía, yo no quiero meterme. Ahora volvemos a estar bien, y no quiero tener problemas con ella. Y contigo tampoco. Además, son cosas vuestras.

Dejé la conversación. No nos estaba llevando a ninguna parte. Y yo estaba empezando a enfadarme.

Decidí volver a mi vida. Olvidarme de Ella, y de nosotras. Había conseguido vivir sin ella, dos veces. Lo volvería a hacer.

Pues sí. Con todo mi empeño, trabajaba, estaba con Lucas, con mi madre…sin pensar en Ella. Bueno, sería más honesto decir que dejé de escribirle, de pensar en ella no. Pero las dos veces anteriores, ya me había pasado. Y seguí adelante.

- ¿Hola?
- Hola Mía. ¿Qué tal?
- Bien. Dime Marc.
- Ella me ha llamado. Me ha pedido si puede llevarse a Lucas a un partido mañana por la tarde. Le he dicho que tenía que preguntarte a ti, porque estaba en tu casa.
- Ah…
- Si te parece bien, podría recogerlo por mi casa.

La llamada de Marc me pilló de improviso. Me quedé en silencio un rato. Ella era su tía, eso lo tenía claro. Ella iba a estar en la vida de Lucas, eso también lo tenía claro. Pero que Lucas y Ella tuvieran un plan, solos, me hacía aflorar un instinto primitivo e incontrolable. Tampoco es que me pareciera mal. Lo que no tengo claro, es si era instinto del amor de madre, o del amor de mujer.

- No. No pasa nada. Dile que puede pasar a buscarlo por mi casa.

Había teorías que defendían la terapia de choque. Pues nada, era mi turno de probar suerte. Cuanto antes empezara, antes acabaría esta tortura emocional en la que me veía sumergida.

- Lucas, ¿sabes quién vendrá mañana a buscarte?
- ¿Quién?
- Va a llevarte a un sitio sorpresa…
- ¡Ella! ¡Es Ella! ¿Verdad? ¿Dónde me va a llevar?

Se puso como loco. Estaba emocionadísimo. No le dije donde le iba a llevar, para que pudiera sorprenderle ella. Le costó dormirse, de lo nervioso que estaba. Lucas era un niño muy sociable, le encantaba conocer gente nueva. Y si a esa gente, tenía alguna titulación, como la de tía, en este caso, la importancia era mayor. Marc y yo, desde bien pequeño, intentamos que tuviera un gran sentimiento de familia, que sintiera que siempre podría contar con nosotros. Marc seguro que le daría un hermanito, me imaginaba que ya estaban en ello. Y yo, esperaba darle alguno más. Algún día.

Ella llegó a la hora que me había dicho Marc. Parecía que la puntualidad formaba parte de la nueva Ella. Reconozco que me puse un poco nerviosa. No había sabido de ella desde Navidad, y no había contestado a mis mensajes.

En cuanto apareció por la puerta, Lucas se le echó a los brazos. A Ella se le dibujó una sonrisa preciosa, que me encantó. Definitivamente, no podía evitarlo, Ella era superior a mis fuerzas. Deseé echarme yo en sus brazos también.

- ¿Dónde vamos? ¿Dónde vamos, Ella?
- Lucas, tranquilízate.
- No pasa nada. Vamos a ir a ver un partido, ¿qué te parece?
- ¡Bien! Mamá, quizá puedas venir otro día, con nosotros. ¿Vamos, Ella?
- ¿Quieres que venga mamá con nosotros?
- ¡Sí!
- ¿Te apetece venir, Mía? Aunque me parece que el deporte no es tu plan favorito.

Ella me miró y me sonrió. Me pareció que era una situación surrealista. ¡Ni siquiera había contestado a mis mensajes! Por un momento pensé en decir que no, entonces vi la cara de Lucas, y supe que no podía hacerlo

- Claro. Quizá algún día me podréis compensar, llevándome al cine.

Les sonreí, cogí mis cosas, y salimos.

Lucas iba encantado, no paraba de hablar, de hacerle preguntas a Ella, de hacerme aclaraciones a mí… Me alegraba de haber ido con ellos.

- No quería estropearos vuestro plan. Lucas estaba encantado de salir contigo.
- Tranquila. Está mucho más contento ahora que has venido tú. Seguro.

No estaba segura de que Lucas estuviera más contento conmigo, o sin mí, ya que la idea de que Ella le llevase a algún sitio le gustó mucho. Pero sí que estaba segura de que yo me alegraba de haber ido.

Cuando acabó el partido, Ella nos invitó a cenar. Algo de comida rápida. Tenía a Lucas, totalmente, en su bolsillo. Estuvimos hablando, jugando, riendo… Ella y yo no hablamos en ningún momento de nosotras, pero sí que hablamos entre nosotras. Me ilusioné pensando que podríamos empezar de cero, aunque fuera como amigas. Nunca había creído en la amistad después de la ruptura, cuando una de las partes sigue sintiendo algo. Pero, con las vueltas que había dado mi vida, no estaba como para ponerme quisquillosa.

Ella nos acompañó a casa. A Lucas ya se le notaba que empezaba a estar cansado. Se quedó dormido en cuanto llegamos.

- ¿Quieres tomar algo?
- Si tienes algún refresco, me irá bien.

No pensaba que fuera a aceptar mi invitación. Por supuesto, se lo dije con la intención de que lo hiciera, pero me sorprendió. Me sorprendió y me alegró, a partes iguales.

- Entonces, ¿serás socia de tu jefa?
- Pues sí. Una nueva aventura. No sé como saldrá. Estamos haciendo algunos cambios, hay competencia, y hoy en día no hay garantía de nada. Pero me apetecía, y creo que ahora es un buen momento para intentarlo.
- Seguro que te irá bien. Siempre has sido la mejor en tu trabajo.
- Jajajaja ¡Nunca habías estado muy puesta en mi mundo laboral!
- Pero sé cómo hacías las cosas. Y sé que siempre dabas lo mejor de ti. Para todo.
- Bueno, no siempre dar lo mejor de una misma, da el resultado esperado.

Noté algo de tristeza en sus palabras. Entonces dudé en cómo enfocar la conversación.

- Siento no haberte contestado a los mensajes. No estaba preparada para…
- No pasa nada Ella. Olvídalo. No tienes que justificarte. Ya me lo dijiste en Nochebuena, que solo querías tener relación con el niño. No debí escribirte.
- No digas eso. Puedes escribirme siempre que quieras. Y llamarme. Cuando quieras.

Se acercó, y se sentó a mi lado. Me miraba a los ojos. Y me ponía nerviosa. Me entraron ganas de llorar. Y no pude frenar.

- Mía, ¿por qué te pones así? No llores. Estamos bien. Hemos pasado una buena tarde. Podemos olvidarlo todo, y ser amigas. Seguro que podemos.
- ¿Amigas? Sabes que no podremos ser amigas. Yo no quiero ser tu amiga. ¡Yo te quiero, Ella! Es que… es que no he podido…
- Vale, Mía. Cálmate. No digas nada de lo que te vayas a arrepentir. Quizá aún quieras a la Ella que fui, hace unos años. Quieras el recuerdo de lo que tuvimos. Pero yo no soy la misma. Ni tú lo eres. Ha pasado mucho tiempo. Nos han pasado muchas cosas. Y hemos cambiado. Ahora, casi ni nos conocemos.

Intenté parar de llorar. La miré. Ella, realmente creía lo que me estaba diciendo. Ella ya no me quería. Y, entonces yo la amé aún más. Porque, seguramente, llevaba razón, ya no éramos las mismas. Tal vez, si conocía a la nueva Ella, no me gustaba tanto. Pero cuando la miraba, lo único que podía ver, era esa persona a la que tanto había querido, y a la que, todavía seguía queriendo. Me sequé las lágrimas. Cogí aire.

- Lo siento. Tienes razón, ya nos somos las que éramos. Supongo que no he sabido cerrar nuestra etapa. Seguramente, podremos ser amigas. Solo que necesitaré un poco de tiempo.
- No pasa nada. Todo lleva su tiempo. Total, ¡solo hace… como seis años que lo dejamos!

No había cambiado tanto, siempre sabía cómo romper los momentos con exceso de emotividad. Sonrió, y me abrazó. Entonces, ya no pude parar de llorar. Pero ya no me dijo nada más, solo me abrazaba, fuerte. Cuando me calmé, nos despedimos.

- Hablaremos, ¿vale? Iremos despacito. ¿Qué te parece?
- ¿Ahora te gusta ir despacio? – le sonreí.
- Buenas noches, Mía.
- Adiós, Ella.

Apenas pude pegar ojo en toda la noche. Le estuve dando muchas vueltas. Mis opciones eran claras, o estaba en mi vida como amiga, o no estaría. Sabía que podía vivir sin ella, pero no quería hacerlo. Sin mencionar la situación en la que quedaría Lucas y Marc, en todo esto.

Al mirar el teléfono móvil por la mañana, vi un mensaje de Ella.

. ¡Buenos días, amiga! J ¿Te apetece que vayamos al cine esta tarde?

Entonces, me di cuenta de que, en eso, no había cambiado. Seguía sin ir despacio.


- Tendré que preguntarle a Marc. Hoy recoge él a Lucas.
- Bueno, podríamos ir las dos, si quieres.

Ella no iba despacio, y yo me lancé de cabeza.

- Claro. Cómo quedamos?

Quedamos para ir a la sesión de media tarde, así la película acababa justo para ir a cenar. Por supuesto, también acepté la cena. Sabía que no era una cita, solo íbamos a ser amigas, pero no pude evitar ponerme nerviosa. Ella y yo nunca habíamos tenido una primera cita. Cuando empezamos nuestra relación, fue de rollo en rollo, quedadas en grupo… luego, nuestras citas, ya fueron cuando estábamos juntas.

Esta vez fui a buscarla yo. Intenté ser puntual. Vivía en una casa muy bonita, y la zona parecía tranquila. Cuando me abrió la puerta del jardín, una preciosa Golden me dio la bienvenida.

- Mía, ya acabo. Pasa un momento, por favor.

Cuando entré, Ella ya estaba lista, pero estaba sentada delante del ordenador, y al teléfono.

- Tania, en serio, ahora no puedo mirártelo. Tengo una cita. Mañana lo arreglamos… Sí, ya sé que es urgente, pero ahora no puedo… - tapó el teléfono con una mano – Lo siento, me acaba de llamar justo ahora, enseguida corto.
- No pasa nada. Espero. Acaba lo que tengas que hacer.
- No quiero que te pierdas la peli, por mi culpa.
 En serio, haz lo que tengas que hacer.

Me había llamado “cita”, seguramente lo hizo sin ninguna intención. Hay muchos tipos de citas. Pero no pude evitar la sonrisa al escucharlo.

Estuvo unos veinte minutos al teléfono, justo para que no nos diera tiempo de llegar a la sesión que habíamos pensado.

- Lo siento mucho, de verdad. Al final me he liado…
- No pasa nada. No me importa. El trabajo es lo primero.
- Bueno, no me ha ido muy bien, dándole ese privilegio…
- Ya iremos otro día. Hablamos, ¿vale?
- ¿Ya te vas?
- Bueno, como no vamos al cine, he pensado…
- Pero ya que te has hecho el viaje hasta aquí. ¡Qué menos que invitarte a algo!

Preparó algo para beber. No sé qué es lo que le echó, pero estaba buenísimo. Estuvimos hablando, de nuestras vidas, pero dejamos de lado los sentimientos. Empezó a gustarme lo de ser amigas. Sí que había cambiado en estos años, me pareció más madura, muy estable. Aunque en el fondo, seguía siendo la misma. El mismo humor, fortaleza, mirada…

Cada vez estábamos más cerca la una de la otra. Yo no tenía ninguna intención, y creo que ella tampoco. Parecía que teníamos una atracción contra la que no podíamos luchar.

- ¿Crees que lo conseguiremos, Ella?
- ¿El qué?
- Ser amigas.
- Lo estoy intentando.

Me acarició el pelo, se levantó y desapareció de mi vista.

<------------------------->


Ir a:     Inicio          Capítulo 14            "Ella es Mía"          Capítulo 16

@MamaoMami